miércoles, 15 de abril de 2015

Este Titanic no se hunde


Empezamos ensayando con la flauta la BSO de Titanic, de James Horner, y luego pensamos que podíamos hacer un transatlántico para grabar el tema. Buscamos en internet algún modelo y vimos este simpático barco. Nos pusimos manos a la obra y Juanma y Daniel trajeron cartón, Natalia, Celia, María, Tamara, Alejandro, Álvaro, Gabriela...dibujaron y construyeron el barco con la ayuda de Blanca García de Sola, profesora de EPV; el resto intentábamos ponernos de acuerdo en cómo colocarnos y ensayábamos, repetíamos.... Hoy, por fin, hemos grabado gracias a nuestra cámara cuasi profesional Mª José Orozco .

Aquí está nuestro fabuloso "Titanic":



Nuestra interpretación:




Y esta es la verdadera historia del transatlántico "Titanic":

Todos hemos oído hablar del famoso transatlántico Titanic. En esta lectura veremos su historia, su hundimiento y las causas de esta catástrofe. Con respecto a la historia, el Titanic se construyó con técnicas muy modernas de principios del siglo XX. Era el transatlántico más lujoso del mundo. Su primer viaje, de Inglaterra a Nueva York, se inició el 10 de abril de 1912, con 2.227 pasajeros a bordo, incluida la tripulación. En la mañana del 14 de abril el barco ya había atravesado la mitad del Atlántico.
Horas después, la radio del California, un barco que pasaba cerca de allí, transmitió las primeras noticias: había icebergs en el camino y la navegación se iba haciendo peligrosa por la mala visibilidad causada por la espesa niebla. Pero el capitán, J. Smith, no ordenó reducir la velocidad, pues quería batir un récord.
Los primeros indicios del hundimiento aparecieron poco después de las 11 de la noche, cuando un vigía gritó: ¡iceberg por la proa! El gran bloque de hielo estaba a menos de 500 metros del transatlántico. Era imposible cambiar el rumbo tan deprisa. El iceberg rozó la proa y abrió una brecha en el casco. El agua empezó a entrar y pasó rápidamente de unos compartimentos a otros. Esto hizo que la proa se hundiera cuatro metros.
Hacia las dos de la madrugada, un enorme crujido anunció que el Titanic se había partido en dos. Veinte minutos más tarde, el transatlántico que se creía insumergible se hundió en las profundidades del océano. Lo impensable había sucedido, 1.522 personas murieron.
Entre los estudios más recientes para determinar las causas del hundimiento destaca el realizado en 1991 por el investigador canadiense Steve Blasco. Este científico recuperó un trozo de acero del casco del Titanic y lo comparó con el acero utilizado actualmente en la construcción naval. No había duda: las planchas que formaban el armazón del casco estaban hechas con un acero muy frágil. Los científicos comprobaron que esa fragilidad se debía a un alto contenido en azufre, que hacía el acero más quebradizo.

Si el acero del Titanic hubiera sido de alta calidad, probablemente esta tragedia no hubiera sucedido nunca. Este defecto de fabricación, junto con otras causas personales y ambientales, costaron la vida de cientos de personas.



******



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada