sábado, 21 de abril de 2012

De Milorad Pavic

" ALBAÑIL DE MÚSICA - Entre los jázaros había albañiles que tallaban enormes bloques de sal y los colocaban en la ruta de los vientos. Sobre la ruta de cada uno de los cuarenta vientos jázaros (de los cuales una mitad era salada y la otra dulce) se construía un grupo de rocas saladas y cada año, cuando llegaba el período en que los vientos se renuevan, la gente se reunía en esos lugares para decidir qué albañil había compuesto la canción más bella. De hecho, los vientos en contacto con aquellas rocas, al pasar entre ellos o al peinar sus aristas, tocaban cada vez una canción distinta, hasta que los bloques de sal junto con los albañiles se diluían para siempre lavados por las lluvias, azotados por las miradas de los transeúntes y lamidos por las lenguas de carneros y bueyes. 
        Uno de esos albañiles de música, un árabe, se fue con un judío y un jázaro a escuchar cómo sonarían unas rocas en primavera. En las cercanías de un templo, donde se soñaban ciertos sueños colectivos, el judío y el jázaro se pelearon y en ese encuentro se mataron recíprocamente. El árabe, que en aquel momento dormía en el templo, fue acusado de haber asesinado al judío, pues se sabía que eran vecinos y no se podían ver. Así los judíos pidieron para él la pena capital. el árabe pensó: "Quien se ha procurado enemigos en tres sitios no podrá escaparse por el cuarto". De hecho, en el estado jázaro, los griegos son protegidos por la ley cristiana, los judíos por la judía, los árabes por el islam, es decir leyes distintas a las jázaras... Por eso el árabe se defendió diciendo que...(en este lugar el texto estaba lleno de lagunas). Y así, en lugar de ser condenado a muerte, le correspondió remar en una galera. Alcanzó todavía a escuchar la música de las rocas antes de que se partieran en el silencio, un silencio tan duro que puede romperte la frente. "

                   Diccionario jázaro, Milorad Pavic, Novela léxico
               Ejemplar femenino. Editorial Anagrama, Barcelona, 1989.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada