martes, 27 de julio de 2010

"O, Mio Babbino Caro", aria de la ópera cómica "Gianni Schicchi" de Puccini

Argumento de la ópera:
El hilo argumental de Gianni Schicchi  transcurre en Florencia en el año 1299. El rico Buoso Donati acaba de fallecer dejando la mayor parte de su fortuna a un monasterio. Los familiares, reunidos en torno al difunto, buscan desesperadamente el modo de cambiar el testamento a su favor. En medio de la confusión general, el joven Rinuccio afirma que Gianni Schicchi, padre de su amada Lauretta, es el único que puede ayudarles, y manda a alguien en su busca. Cuando llega Schicchi, los parientes lo desprecian, resistiéndose a aceptar la ayuda de un campesino recién llegado a Florencia, pero Lauretta suplica a su padre que los ayude, único modo de que los familiares acepten su boda con Rinuccio. Gianni Schicchi, conmovido por la petición de su hija, decide hacerse pasar por el muerto y pide a los parientes que llamen al notario para cambiar el testamento. Cuando llega el notario, Schicchi, imitando desde la cama la voz de Buoso, dicta el nuevo testamento: deja a los monjes cinco liras y algunos bienes a cada pariente. Por fin llega el momento de repartir la mejor parte de la herencia, la casa y los molinos. Buoso se lo deja todo a…¡Gianni Schicci!”.


 Audición: 




Texto italiano y traducción castellana
O, mio babbino caro,                                                    Oh, querido padre,
Mi piace, é bello bello;                                                  lo amo, es tan guapo;
Vo’andare in Porta Rossa                                             ¡Quiero ir a Porta Rossa
A comperar l’anello!                                                      A comprar el anillo!
Sì, sì, ci voglio andare!                                                 ¡Sí, lo digo de veras,
E se lamássi indarno,                                                   Y si mi amor fuera en vano
Andrei sul Ponte Vecchio,                                             ¡Me iría al Ponte Vecchio
Ma per buttarmi in Arno!                                               Y me arrojaría al Arno!
Mi struggo e mi tormento!                                 ¡Me consumo y sufro un tormento!
O Dio, vorrei morir!                                                       ¡Oh, Dios, quisiera morir!
Babbo, pietá, pietá!                                                      ¡Padre, piedad, piedad!
Babbo, pietá, pietá!                                                      ¡Padre, piedad, piedad!





La información procede de "La Enciclopedia del Estudiante, 20", Música, Ediciones Santillana para El País.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada